Español | Français | English  
 
 
FIMI en acción
Agenda 2030: una oportunidad y un desafío para las mujeres indígenas por Tarcila Rivera Zea, Presidenta Ejecutiva de FIMI
Foto de The Advice Project

Para ubicarnos en la Agenda 2030 y contextualizarla, debemos mirar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que no lograron su prop?sito. Esto nos demuestra que para lograr la equidad de g?nero queda much?simo por hacer. Para las mujeres ind?genas el acceso a los servicios de educaci?n de calidad, salud intercultural, oportunidades econ?micas y la participaci?n pol?tica es agenda pendiente en la mayor?a de pa?ses del mundo. La econom?a en algunos pa?ses ha mejorado pero no ha beneficiado a todos los sectores socioculturales. Pareciera que hay menos pobres econ?micos pero m?s pobres en otros sentidos y dentro de ellos est?n los pueblos ind?genas y las mujeres ind?genas.

Si hacemos una comparaci?n con la situaci?n de los pueblos ind?genas de hace 20 a?os los derechos territoriales est?n amenazados por las industrias extractivas. Los recursos naturales, los recursos del subsuelo est?n desprotegidos legalmente, las leyes nacionales no est?n protegiendo ese derecho a pesar que a nivel internacional se ha logrado la Declaraci?n de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Ind?genas y el Convenio 169 de la OIT, que la mayor?a de pa?ses ha adoptado, a?n pendientes su implementaci?n. El derecho a la consulta libre, previa e informada que significa ejercer el derecho de participar en la decisi?n sobre el destino de los recursos que se encuentran dentro de nuestros territorios, est? pendiente en su nivel de comprensi?n y de aplicaci?n por los Estados.

En ese sentido la Agenda 2030, se convierte en una oportunidad para los pueblos ind?genas, las mujeres y j?venes ind?genas. Se propone eliminar las discriminaciones y las brechas de desigualdad. Am?rica Latina, por ejemplo, es una regi?n con una gran brecha entre los que tienen y los que no tienen y podr?amos decir que la brecha tambi?n est? entre los que acceden a derechos y los que no tienen derecho de ejercerlos por desinformaci?n, desconocimiento o por falta de decisi?n pol?tica de los Estados.

En la mayor?a de indicadores de pobreza y pobreza extrema aparecemos las gentes del sector rural donde estamos mujeres y j?venes ind?genas, lo cual es contradictorio con los aportes que hacemos cuidando los recursos naturales, aportando los alimentos a las ciudades y cuidando el medio ambiente, aportes que deber?an reconocerse y respetarse como derechos de los pueblos ind?genas. Esta Agenda 2030 obliga a los Estados a cumplir sus compromisos a nivel global e implementarla en los pa?ses a trav?s de pol?ticas y programas espec?ficos. El desaf?o est? en c?mo incluir en ese proceso a los pueblos ind?genas, las mujeres y j?venes ind?genas, quienes debemos estar atentos para ejercer el derecho de participaci?n.

La Agenda 2030, que incluye los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), es global y su implementaci?n corresponde a todos los Estados del mundo. Los pueblos ind?genas y nosotras las mujeres ind?genas, tenemos un gran desaf?o que es el de apropiarnos de los contenidos de toda la Agenda, identificar los objetivos directamente relacionados con nosotras. Si queremos contribuir a la eliminaci?n de las desigualdades por ejemplo, con la ni?ez ind?gena en relaci?n al acceso a la educaci?n b?sica, a una educaci?n de calidad, a oportunidades de educaci?n en todos los niveles, comprobaremos que la brecha para la ni?ez ind?gena es mucho mayor que para la ni?ez no ind?gena. En ese sentido nos corresponde mirar el Objetivo 4 relacionado con el acceso a la educaci?n y participar con aportes desde nuestra perspectiva con propuestas apropiadas.

La Agenda 2030 representa tambi?n un gran desaf?o para las activistas ind?genas, para el movimiento ind?gena porque nos obliga a presentar y desarrollar propuestas para que los Estados los incluyan en el programa. Participar en espacios de di?logo entre los Estados y pueblos ind?genas como sujetos de derechos con aportes y estrategias desde el movimiento ind?gena y el movimiento de mujeres, son desaf?os que debemos enfrentar colectivamente.

El ODS 5, se propone eliminar la brecha de g?nero. No nos menciona a las mujeres ind?genas. Sin embargo, tenemos que pedir que ese objetivo 5 se exprese en indicadores espec?ficos y concretos a nivel Regional y Nacional para mujeres ind?genas. Revertir la condici?n de pobreza, el analfabetismo, la falta de informaci?n y acceso a la tecnolog?a apropiada, fortalecer la conciencia de derechos, erradicar la explotaci?n sexual, la trata, el abuso en el servicio dom?stico, la violencia dom?stica y cualquier otro tipo de violencias, la negaci?n de derechos de participaci?n en los espacios p?blicos, as? como, la participaci?n pol?tica deben ser medibles.

Todas las negaciones y violencias est?n relacionadas con la condici?n de exclusi?n en la que estamos las mujeres ind?genas. Entonces, nos debemos proponer contribuir y luchar para eliminar estas violencias, eliminar las discriminaciones. Ya no podemos esperar que alguien lo haga o que el Estado lo haga, nosotras tenemos que ser m?s pro activas, hemos invertido 20 a?os en aprender y conocer el sistema, entonces ya no podemos estar mirando desde afuera, tenemos que participar y que se incluyan indicadores espec?ficos para medir los avances concretos y a ello debemos contribuir.

Las mujeres y pueblos ind?genas consideramos que debemos tener en cuenta todos los dem?s objetivos, como el derecho a la alimentaci?n, a la seguridad y soberan?a alimentaria. Por ejemplo, el cambio clim?tico nos afecta directamente a pesar que no seamos responsables de ocasionarlo, por consiguiente, tenemos que participar y poner indicadores espec?ficos en la implementaci?n de planes y programas de mitigaci?n y adaptaci?n para seguir compartiendo conocimientos y productos alimenticios.

Las oportunidades de desarrollar iniciativas econ?micas por parte de la juventud ind?gena, de las mujeres ind?genas, tienen que ser incluidas y debemos elaborar propuestas para los planes regionales y nacionales. Crear sistemas de monitoreo y seguimiento, de rendici?n de cuentas, con estrategias viables y concretas que se?alen el camino al logro de los ODS.

Superar la brecha de informaci?n y participaci?n que experimentamos con los ODM y los Planes de Acci?n de CAIRO y Beijing, es un desaf?o frente a los ODS y despu?s del esfuerzo realizado en los ?ltimos 20 a?os, demanda todav?a el desarrollo de capacidades t?cnicas y pol?ticas que nos lleven a una participaci?n eficiente con logros satisfactorios.
Galerías
Newsletter
Suscribirme
 
Contáctenos para mayor información:
Av. Horacio Urteaga 534-602, Jesús María (Lima 11), Perú.
info@iiwf.org